sábado, noviembre 17, 2007

LOS PEQUEÑOS DETALLES¡¡

El otro día que leía el blog de mi amiga Corde, me hizo recordar un hecho muy lindo que viví con mi padre.

Mi padre nunca fue de cariños y apapachos, según el, su excusa es que “nadie le enseño”, así que a pesar de que él era un padre que me amaba y me ama porque de eso no tengo duda, su única forma de demostrar su inmenso amor era por medio de regalos, tarjetas de crédito, y todo lo que el dinero puede comprar.

Pues yo pequeña, que podía exigir, no? Si el llegaba, era yo la que lo llenaba de besos, jajaja siempre he sido muy empalagosa jajaja tremendamente empalagosa jajaja y pues mi papá siempre hacia lo que yo quería jajaja para que les miento.

Pero a todo esto, es que el un día de regreso de trabajar, el llego con algo en su bolsillo de su traje, lo cual, “yo” pequeña curiosa pues no tarde ni 5 minutos en preguntar que era, y recuerdo bien, como saltaba alrededor de el para que me enseñara lo que traía en su bolsillo jajaja. Aun recuerdo el vestido que traía yo, era una batita color azul con un lindo cordón blanco jajaja y un prendedor en forma de flor en mi cabello jajaja (que cursi) jajaja pero bueno, a quien de ustedes no los vestían así sus mamás¡¡¡

Jajaja pero bueno, ya me regreso a la platica porque yo de que empiezo a recordar otras cosas me salgo del tema.

Y les decía que salte salte salte jajaja y de pronto mi papito saca una muñequita pequeña e insignificante si ustedes quieren, y digo insignificante porque no era lo que el me acostumbraba regalar, no era una muñeca cara, no era de baterías, no tenia vestidos de diseñador, pero saben, era mí muñeca.


Esa muñeca que al pasar mi papá hizo recordarle que tenía una hija muy latosa y que lo esperaba en casa, día a día. Esa niña que se sentaba junto a el a verlo y que lo miraba cuando cenaba y que le daba tanta risa a mi papá, porque me decía:

Hija, que tanto me ves?

Y yo le respondía:

Nada papí

Y me recuerdo como tomaba su pan y le sacaba el migajón y me hacia figuritas con el, me hacia conejitos, puerquitos, pajaritos, etc. Y se que cada uno de ellos me los hacia con amor.

Y esa muñequita era una muñeca de trapo, es de esas pequeñas muñecas que hacen nuestras indígenas y que venden en las calles, y que se que no le costo mucho a mi padre.

Esa muñeca que ha vivido todos estos años conmigo y que por supuesto a sufrido mucho, como la perdida de su boca, pero aun siendo niña, le practique una cirugía plástica y le dibuje una hermosa sonrisa jajaja que medio chueca, pero sigue siendo mi muñeca¡¡


Y para mi significa algo más que eso, significa el inmenso amor de mi padre, no en dinero, no en algo superficial, sino en algo tan sencillo como mi muñeca de trapo.

Porque se que alguna de esas “Marías” como las llamamos aquí la hizo, pero creo que jamás se imagino lo que significaría para mí, es ese lazo de unión entre mi padre y yo.

Que a pesar de su locura, la he mantenido junto a mí, precisamente, porque simboliza algo muy hermoso que el dinero no puede comprar.

Es más, jamás le puse nombre, porque se que su nombre es María, que no tiene un cuerpo anoréxico y que por supuesto jamás tendrá un hermoso vestido, pero si se que esta vestida con los colores del amor, de ese amor puro indestructible.

Y aunque jamás se lo dije a mi padre, hoy lo comparto con ustedes, igual es muy cursi esto, pero “estos” son los pequeños detalles que quiero recordar y valorar siempre. Y apesar de lo muchos o los pocos detalles que mi padre tuvo conmigo, esté ha sido el mejor de todos¡

Besos¡¡

23 comentarios:

Luthien dijo...

Awwww que lindo recuerdo tienes de tu padre, y yo tengo 2 muñecas como de esas del post jaja están bien chidas!!

Evan dijo...

Que tiernos tus recuerdos Karmi... se me hizo un nudito en la garganta!

Te dejo un besito, que tengas un buen finde

Jimpa dijo...

me alegra leerte de nuevo

un abrazo

LokoMx dijo...

aveces los recuerdos mas insignificantes son los mas importantes, al igual los regalos, lo que importa es la intención y no el regalo :) que bueno que tengas ese tipo de recuerdos chava;) cuidese y pasela bien :)

Piquillo dijo...

Hablar y hacer crecer la amistad con mi papá fue lo más lindo que recuerdo de él.



GRacias por alentarnos por el "sismo" vivido de 7.7
Saudos y Éxito !

MANUEL_GARBAN_GOMEZ dijo...

jaja que bien!! es bueno recordar cosas buenas y mas aun conservar esas cosas, mi papa siempre me regala gatos; 19 años despues sigo de niño exigiendole un gato negro aunque me ignora jaja
holaaaaaaaa!!!

Chien dijo...

Que bonitos recuerdos...
recordar es vivir...

Belinda Morquecho Chavez dijo...

hola hayy que lindo post, que linda muñequita (yo quiero una) y que lindo que recuerdes y escribas asi a tu papi
saludos

drama.queen dijo...

paso rapidiiiiiiiisimo a dejarte un saludo grande!!
besooooooooos!!

† Prince Okami Von Kahlo † dijo...

Hola...
lo que me preguntaste por mail... no se porque pasa... ya revise mis opciones pero no encuentro nada asi que sorry!!!!
espero que ya no suceda porque me daria pena je je

( se parece a una historia entre mi padre y yo... nunca recibi un abrazo de el... pero si muchos regalos... queria compensar la falta de cariño expreso con regalos materiales? )

Habichuela Mágica dijo...

Que lindos recuerdos ^^. Es cierto como tan poco puede llegar a tener tanto valor.


Besos,
Habichuela

MAR dijo...

QUE LINDO POST!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
UN ABRAZO PARA TI AMIGA.
BESITOS.
MAR

Srta. Maquiavélica dijo...

hermosa niña se nota q tu papá es igual q el mio osea nada efusivo en cuanto besos,abrazos y apapachos pero muy en el fondo tienen su corazón y woowow esos regalitos son los q nos dan un significado enorme¡¡¡¡¡¡¡¡tan sencillos q se ven pero wowoow son inolvidables¡¡¡¡¡¡
besitos
cool week

Luna Agua dijo...

Hermosa historia.
Mi papà desde pequeña ha sido mi heroe, mi principe, mi salvador, mi supero hombre y sabes porque?????



Porque nunca ha dejado de ser niño.

Abrazos

Cordelia dijo...

Ay amiga!!! Que bellos recuerdos esos!!

Aqui en Venezuela venden unas muñequitas de trapo bellas!!! A mi me fascinan!!

Besos & Abrazos!!

Zegim dijo...

De pequeños detalles está hecha nuestra vida. ¿No es así?

Y la muñeca esta padrísima, en serio.

Fano dijo...

Faa hacia tiempo que no pasaba.
Un abrazo, muy bueno el post.
Saludos!

Burbruja dijo...

Ay Karmila! una mas de tus hermosas historias, creeme que me tienes fascinada jajaja.

Estuvo hermoso el post. Mi papá tampoco es muy "expresivo" y cuando uno ama y es amado por gente así, son esos detalles tan pequeños los que valen tanto, los que nos dicen todo lo que no han podido decirnos con palabras, creo yo.

Me encantan esas muñequitas, son lindísimas y todas las niñas deberían tener una.

Muchos cariños para ti amiga, lindo fin!

∂Væ ƒæNiX™ dijo...

Vaya Kar yo soy de la idea de que el regalo no es lo que importa, si no el detalle de la persona que te lo regalo, yo por eso a mi los regalos pequeñitos que he recibido de cierta persona en cuestion me hacen feliz y no son caros, pero si veo lo feliz que me pone al ver mi cara de agradecimiento que desde un pais donde no hay muchas cosas se acuerde de mi....

Anónimo dijo...

Yo tambien tengo un regalo igual al tuyo, hermoso y nostalgico post.

JENNY dijo...

Qué bonita historia compartes con nosotros... Mi papá tampoco es una persona excesivamente cariñosa, pero lo suficiente para saber que daría la vida por sus hijas!!!

Me alegra que guardes tu muñequita!! Y no eres para nada cursi! Al contrario, me pareces tierna y sentimental!!

Un abrazo!!

Guillo dijo...

Hermoso, esos pequeños detalles saben marcar la diferencia, nos demuestra que no solo lo que se compra es valioso sino lo que hay detrás como de una simple muñeca. Escondido como un perla en su estuche acarician el alma disimulando su importancia a los demás que parecen cortos de vista al querer ver que hay detrás de un detalle dirigido a un ser amado. Un guiño directo al corazón, que separa a las personas valiosas en nuestras vidas de las que no lo son.

Un simple detalle, puede valer tanto pero solo cuando se hace por amor.
Besotes

La LLama Violeta dijo...

recordar es vivir amiguita... las cosas lindas deben permanecer en nuestra memoria para alimentarnos...

las feas no, esas se botan...jejeje